domingo, 27 de enero de 2008

Apocadomingo

Ya domingo...la semana I ha pasado con más pena que gloria. Ahora sólo queda el lunes de revisión y habrá acabado una de las semanas más duras en horas de trabajo que he tenido (que tampoco han sido demasiado duras).

Ahora tanto mi mente como mi cuerpo están agotados y dudo que tenga demasiadas fuerzas como para agarrar el mando de mi flamante 360 para combatir junto a mis compañeros de aventuras electrónicas.

Esta claro que la gente se queja siempre, y a mi me parece muy normal que lo hagan tal como intenté expresar en mi anterior post sobre la filosofía Autecnista.

Pero, estando aquí, cansado como si me hubiesen pegado una paliza, ¿que es peor, el cansancio físico o el psíquico?

Desde mi experiencia, es peor el psíquico ya que la única manera de eliminarlo es descansando, es decir, durmiendo plácidamente. El problema es que hoy en día es difícil tener el tiempo suficiente para todo, especialmente para dormir, y es que cuando te falta tiempo para algo siempre dejamos el dormir en un lugar secundario y de ahí se desprende el gran problema del agotamiento psíquico que sufrimos muchos. Personalmente intento dedicar alguna noche a la semana a descansar dejando todo el resto de necesidades a un lado para ir a la cama pronto y poder recuperar parte de las horas perdidas.

Os deseo una buena semana a todos y que la empecéis descansados y en forma, que la mano de la vida es dura y hay que intentar que te abofetee lo menos posible

No hay comentarios: